Mesas bajomostrador para hostelería

Los bajomostradores son una maquinaria imprescindible en hostelería para poder aprovechar todo el espacio que sea posible debajo de los mostradores.

La importancia de los bajomostradores queda patente con algo tan sencillo como pedir un refresco a un camarero nada más entrar en un bar y que en apenas unos segundos lo saque justo de debajo del mostrador y nos lo sirva. La utilidad de estas máquinas se da por descontada en los establecimientos de hostelería y es tal su importancia que no se puede pasar sin estas cámaras de frío.

El bajomostrador es un actor protagonista dentro de la barra en cualquier bar o cafetería. Es primordial acertar en la distribución de su diseño porque de ahí saldrá la comodidad del trabajador y la agilidad en el servicio cada día. Saber cuáles son los elementos que facilitarán nuestro día a día reducirá los tiempos de respuesta y nos ayudarán a trabajar mejor.

Podemos distribuir bajomostradores durante todo el largo de la barra donde vayamos colocando refrescos, zumos, cervezas o vinos que necesiten de frío. Lo importante es tener lo más cerca que podamos los productos más demandados en nuestro establecimiento para poder servirlos lo antes posible. De esta manera los clientes estarán mejor atendidos y, además, la rotación en el negocio será mayor.

Además de los bajomostradores tradicionales, los nuevos diseños hacen que cada centímetro cuente a la hora de montar un bar, por eso han aparecido modelos en los que, por ejemplo, se deja un compartimento en una de las esquinas para guardar los restos del café. Es una solución para ocupar poco espacio y dar salida a un problema que se plantea en muchos establecimientos.

Bajomostradores especiales para diversas secciones

Los bajosmostradores son, por tanto, muebles refrigerados de acero inoxidable, con varias puertas de almacenamiento, en los que conservar alimentos o bebidas. Por eso, además de los modelos que encontramos en las barras de bares, cafeterías y chiringuitos hay otros que están especializados en facilitar el trabajo de ciertos sectores de la hostelería.

Por ejemplo, hay bajomostradores especializados en coctelería, una solución para los profesionales del sector que pueden hacer todas sus mezclas sin buscar constantemente las botellas por la barra ya que todo lo necesario estará colocado debajo de él. También los hay especiales para snacks, con compartimentos diseñados para ofrecer aperitivos a los clientes.

Por no hablar de los bajomostradores especiales para pizzas, donde el maestro pizzero podrá hacer sus creaciones en la superficie mientras tiene todos los ingredientes a su alcance justo debajo; o de ensaladas, donde sucede lo mismo: un mostrador para confeccionar ensaladas rápidamente ya que tenemos todos los ingredientes posibles en los niveles inferiores del mueble.

Si sabes cuál es el bajomostrador que necesitas para tu establecimiento de hostelería, visita www.nuevamaquinaria.es y haz tu pedido de forma rápida, cómoda y segura. Y si tienes dudas y necesitas hablar con un profesional, llámanos a los teléfonos que aparecen en la web y te atenderemos personalmente, ayudándote a elegir el modelo que mejor se adapta a tu negocio.