Creperas. Máquinas para hacer crepes

Poner creperas en tu negocio de hostelería puede ser la manera de atraer nuevos clientes.

Instalar creperas o máquinas para hacer crepes puede ser la manera de relanzar un bar, una cafetería o, incluso, un restaurante. Son muchos los amantes de esta especialidad culinaria, importada originalmente de Francia, pero que se ha esparcido por todo el mundo en las últimas décadas.

Hace muchos años, sobre todo en ciudades pequeñas, apenas se veían bares o cafeterías que dispusieran de una crepera. De hecho, eran muchos los que descubrían esta fórmula cuando salían de su ciudad y llegaban a grandes urbes o a destinos vacacionales, más acostumbrados en tratar con el turismo y deseosos de ofrecer productos fácilmente consumibles por los clientes.

También llegaron las creperías, restaurantes en los que se cocinaban los crepes con toda clase de ingredientes y rellenos posibles y que tuvieron un gran éxito. Aún a día de hoy son cientos de restaurantes funcionando en nuestro país en forma de creperías y cuentan con un público fiel que suele repetir, además de aquellos nuevos clientes que quieren probar la experiencia de comer crepes.

Pero, sin duda, las fórmulas más comunes de comer crepes se dan en los bares y cafeterías, que es donde se suelen encontrar habitualmente creperas. Con el desayuno, para merendar o, simplemente, por el hecho de comer algo rico en cualquier momento, los crepes son un tentempié rico y sabroso que gustan tanto a mayores como a pequeños.

Creperas triunfando en las ferias

Es habitual que, aprovechando las fiestas patronales de pueblos y ciudades, se instalen bares y chiringuitos junto a las atracciones. En esas atracciones nuca faltan churrerías, donde lo mismo te sirven churros que patatas, salchichas o gofres. Pero, además, se está viendo en los últimos tiempos la  proliferación de creperas, señal inequívoca de que los crepes son un plato muy demandado.

Lo más normal es que en los puestos callejeros se despachen los crepes con azúcar o rellenos de chocolate, pero tampoco faltan quienes los prefieren con mermeladas de sabores variados, leche condensada o cualquier otro dulce. Pero también hay quienes los ofrecen de queso, jamón, mixtos o, incluso, con algunos licores. Y es que, está claro, hay tantas maneras de comer un crepe como recetas se le pueda ocurrir al cocinero… o al cliente.

¿Crees que una máquina para hacer crepes puede ser una gran herramienta para tu negocio? ¿Conoces todos los modelos de creperas del mercado? Entra en www.nuevamaquinaria.es y reserva el que más le convenga a tu bar, cafetería o restaurante.

Y si no lo tienes claro, no te preocupes. Ponemos a tu disposición un teléfono en el que un profesional te atenderá personalmente, responderá a todas tus dudas y te aconsejará sobre cuál es la máquina para hacer crepes más adecuada a tu negocio de hostelería.

Hay 2 productos.
Mostrando 1 - 2 de 2 items
Mostrando 1 - 2 de 2 items